¿QUÉ SABEMOS DE LA BASURA ESPACIAL QUE ORBITA LA TIERRA?
La basura espacial que orbita la Tierra suma, en julio, un total de 16.602 escombros de satélites y cohetes, lo que supone una reducción de 84 objetos con respecto a los que había el 1 de enero de 2013, según se desprende del último informe trimestral de la Oficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales, al que ha tenido acceso Europa Press, y que ha sido publicado esta semana.

Por 'basura espacial' se entiende la cantidad de satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bien bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, así como cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos procedentes de la fragmentación de residuos, generados por ejemplo en explosiones.

De manera desglosada, de los 16.602 cuerpos espaciales que rondan el planeta, la 'Commonwealth of Independent States' (CIS) --Reino Unido y sus colonias-- se mantiene, con respecto a los del trimestre anterior, como la que mayor cantidad de basura desecha al espacio, con un total de 6.224 objetos; seguida de Estados Unidos con 4.923 y de China con 3.738.

Mientras, la Agencia Espacial Europea (ESA) sigue siendo la entidad que menos objetos emite al espacio, con tan sólo con 91 cuerpos, de los cuales 44 proceden de explosiones y 47 son cohetes, cuerpos y demás escombros.

Además, hay países que independientemente de la agencia espacial a la que pertenezcan, también envían y 'tiran a la órbita terrestre' aparatos espaciales. Así, sería el caso de los 498 franceses, los 207 que tiene Japón, o los 172 indios, según se desprende de este informe de la NASA.

El programa de la NASA encargado de controlar la basura espacial es el 'U.S Space Surveillance Network' (SSN). La iniciativa la desarrolla el Gobierno de Estados Unidos y tiene como principal objetivo detectar, controlar, catalogar e identificar estos objetos hechos por el hombre y que orbitan alrededor de la Tierra.

Asimismo, se encarga de predecir cuándo y dónde caerá un objeto de nuevo en la Tierra, cuál es su posición en el espacio, detectar nuevos cuerpos residuales en el espacio y a qué país pertenecen, además de informar a la NASA si estos objetos interfieren con la estación Shuttle.

Las agencias espaciales de todo el mundo están cooperando en investigar los residuos espaciales, y la iniciativa Clean de la ESA, lanzada en 2012, tiene como objetivo desarrollar la tecnología para recuperar y retirar de forma segura la basura espacial.

Los investigadores están contemplando varios métodos diferentes de retirar la basura espacial de la órbita, dijo Klinkrad, desde el uso de paquetes de propulsión, a ataduras conductivas o láser, redes o harpones.

FUENTE: www.ecoticias.com