Casi el 57% del empleo verde existente en España se concentra en cuatro comunidades autónomas

La Entrevista: Luis Miguel Jiménez Herrero, Director Ejecutivo del Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE).

En esta ocasión hemos tenido el privilegio de entrevistar a Luis Miguel Jiménez Herrero, Director Ejecutivo del Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE). Este organismo independiente, cuya principal misión es analizar los procesos de Desarrollo Sostenible, inició su actividad a principios de 2005. Además se ha convertido en un centro de referencia de ámbito estatal en la elaboración y evaluación de la información básica sobre sostenibilidad en España desde las perspectivas social, económica y ambiental.

En este momento de incertidumbre laboral, ¿cuáles son los yacimientos de empleo verde en nuestro país?

En primer lugar, se debe diferenciar el empleo verde relacionado con actividades tradicionales con los nuevos yacimientos. Entre las actividades tradicionales destacan: el tratamiento y depuración de aguas residuales, la gestión de residuos, la producción de energías renovables, la gestión de zonas forestales y de espacios naturales protegidos, los servicios ambientales a empresas y entidades (incluyendo servicios de protección y control de la contaminación acústica, contaminación atmosférica y de recuperación de suelos contaminados), la educación e información ambiental, la agricultura y ganadería ecológica, las funciones de protección ambiental en la industria y en los servicios, las actividades de planificación y protección ambiental de las Administraciones Públicas, las actividades de I+D+i ambiental, y el tercer sector ambiental

Según se refleja en el informe de Empleo verde en una economía sostenible, elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE) y la Fundación Biodiversidad, es esperable importantes transformaciones no tanto por la evolución de actividades “maduras” que requieren menos inversiones nuevas y más mantenimiento si no en otros sectores no relacionados directamente con el medio ambiente, propiciados por un nuevo marco normativo y una situación económica que permite la transformación de algunos sectores o la aparición de otros más respetuosos con el medio ambiente. Así, aparecen sectores emergentes y nuevos yacimientos de empleo que se podrían resumir en: las TIC’s, la rehabilitación y edificación sostenible, el turismo sostenible, las actividades específicas relacionadas con la mitigación o adaptación al cambio climático, la movilidad y transporte sostenible, la economía de la biodiversidad, los cultivos agroenergéticos, el sector del automóvil, y la ecología industrial.

¿Y Qué papel juega la formación del candidato a la hora de trabajar en un sector relacionado con el medio ambiente?
 
Grado de formación del empleo verde según grado de la formación.


Fuente: OSE y FB

Aunque la modernización ambiental del proceso productivo no tiene porque implicar un cambio significativo del nivel de formación de los trabajadores de los sectores tradicionales, lo que destaca de las actividades consideradas en conjunto es la intensidad en capital humano, si bien este rasgo varia considerablemente de unos sectores a otros.

De la figura lateral representada se desprende un porcentaje muy elevado de titulados universitarios tal y como ha sido delimitada en este estudio. Un porcentaje que sobresale notablemente respecto a la media de la economía nacional. Los titulados de formación profesional también tienen una fuerte representación, con un 25%, mayor también a la media de la economía española. El resto de la población ocupada se reparte entre personas con titulo de bachiller o BUP, ESO, graduado escolar o sin titulación.

Respecto al grado de formación de los distintos bloques, es de resaltar que entre los titulados universitarios sobresalen los de grado superior (licenciaturas, ingenierías, masters y doctorados), con el 78,2% del total, frente al 21,8% que cuentan con un grado medio (diplomaturas e ingenierías técnicas). En el caso de los trabajadores con estudios de formación profesional, ocurre lo contrario, predominando los de grado medio frente a los de grado superior (60,4% y 39,6%, respectivamente) (figura 3.14).

 
Mapa 3.1. Ocupados en actividades relacionadas con el medio ambiente



Fuente OSE: Elaboración propia, 2009.
 
*Nota. Datos agregados para Ceuta y Melilla que presentan 147 empleados
(0,03 % del total de empleo verde nacional). Por otro lado, existen
24.912 empleados "no territorializados” que no han sido representados,
y que representa el 4,7 % del total de empleo verde nacional.

Pero las actividades que componen la economía sostenible son muy dispares en cuanto a intensidad en capital humano, requiriendo sus plantillas un muy distinto nivel de formación. La desagregación sectorial de la información del nivel de formación del colectivo laboral permite poner de relieve estas diferencias, mostrando la clara dualidad existente en ella a nivel de intensidad de conocimiento.

En cuanto a la distribución del empleo verde en nuestro país, ¿cuáles son las regiones con un mayor porcentaje de empleo relacionado con el medio ambiente?

Casi el 57% del empleo verde existente en España se concentra en cuatro comunidades autónomas: Cataluña, Andalucía, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana, por orden de importancia. A gran distancia en valores absolutos se sitúan Castilla y León, Galicia, País Vasco y Castilla-La Mancha. En el caso de Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana, la población y el tamaño del territorio pueden explicar en buena medida su peso relativo; en el caso de Madrid y el País Vasco la variable población parecería ser la más influyente.

Las energías renovables es uno de los sectores que actualmente tienen mayor demanda, ¿cómo evolucionará el empleo en este sector?

En la actualidad, según el informe ya citado del Observatorio y de la FB, son 109.368 los empleados en este sector. No tenemos datos suficientes para mostrar como evolucionará en el futuro. En los últimos tiempos, según los resultados del trabajo de campo realizado, el empleo aumento en un 30% de las empresas encuestadas, en un 45% se mantuvo estable y en un 24% descendió. Dado que las empresas que han creado empleo son, en promedio, mucho más grandes que las que lo han perdido, el saldo ha sido marcadamente positivo.
 
Tabla Estimación del empleo del sector de energías renovables para el 2010


Fuente: Energías renovables y generación de empleo en España, presente y futuro 2007 (ISTAS)

 
La evolución del empleo en el sector en los últimos tiempos es posible conocerla con cierto grado de aproximación apelando a los resultados del trabajo de campo realizado: en los tres últimos años el empleo de un 30% de las empresas encuestadas aumentó, en un 45% se mantuvo estable y en un 24% descendió. Pero dado que las empresas que han creado empleo son, en promedio, mucho más grandes que las que lo han perdido, el saldo ha sido marcadamente positivo.

Por último, ¿de qué forma se está incentivando el empleo en el sector medioambiental?

La orientación hacia un modelo de desarrollo sostenible mediante estrategias de sostenibilidad con una amplia serie de regulaciones y políticas ambientales así como la creciente conciencia ambiental vienen actuando como elementos impulsores que propician un crecimiento de la demanda de actividades socioeconómicas generadoras de bienes y servicios ambientales para prevenir, medir, controlar, limitar, minimizar y corregir el daño ambiental y el agotamiento de los recursos al tiempo que fomentan los productos ecológicos y las actitudes saludables.

Todo el marco estratégico y normativo en una línea de sostenibilidad y mejora ambiental se configuran como grandes fuerzas motrices que generan actividad económica y empleo de mayor calidad y valor añadido. Los bienes y servicios ambientales comenzaron en mercados tradicionales movidos por la demanda de servicios básicos tales como el tratamiento de aguas o la recogida de residuos. Hoy en día el desarrollo de actividades relacionadas con el medio ambiente está cada vez más dirigida por las necesidades creadas por la legislación ambiental si bien las iniciativas de sostenibilidad en general y las generadoras desde un ámbito territorial/regional/local son cada vez más significativas. Esto incluye tanto la conformidad con los objetivos ambientales y otros requerimientos legales a nivel nacional (calidad de las aguas o producción de energías renovables) como distintos procesos urbanos y rurales relacionados con las iniciativas de sostenibilidad local. La financiación pública y privada de proyectos innovadores ha crecido enormemente apoyada en la presión social y en los cambios en los estilos de vida de los consumidores que cada vez son más conscientes de la disponibilidad y los beneficios de los nuevos productos y tecnologías ambientales.

FUENTE: www.ambientum.com