MURCIÉLAGOS EN DECLIVE POR LA DESAPARICIÓN DE SUS HÁBITATS
Los investigadores Fulgencio Lisón, José Antonio Palazón y José Francisco Calvo del Departamento de Ecología e Hidrología de la Universidad de Murcia muestran que la Red Natura 2000 tiene una eficacia del 60% aproximadamente en la protección de los refugios de estos murciélagos, sin embargo, su nivel de protección es inferior al 40% para el hábitat óptimo de la especie.

Este equipo de cientificos ha evaluado la efectividad de la Red Natura 2000 en la protección de los murciélagos cavernícolas en un artículo publicado en la revista Animal Conservation.Los murciélagos son uno de los grupos de mamíferos más numerosos y sus poblaciones están sufriendo un acusado declive en toda Europa debido a la desaparición de sus hábitats, la agricultura intensiva y el uso masivo de pesticidas e insecticidas. Según Fulgencio Lisón, “a estas especies, además de los problemas antes citados, se les añade las molestias ocasionadas por el hombre en la visita de sus refugios nocturnos”, y añade que, “por otro lado, los murciélagos cumplen un importante papel como controladores de plagas agrícolas, por lo que tienen una gran importancia ecológica y económica”

De las 21 especies de mamíferos terrestres incluidas en el Anexo II de la Directiva de Hábitats de la Unión Europea como especies que están especialmente protegidas, 13 son murciélagos. Entre las especies de murciélagos más amenazadas se encuentran las especies cavernícolas, aquellas que se refugian en cuevas, minas y otras cavidades subterráneas. La inclusión de estos mamíferos en el anexo de la directiva europea anexo marca la obligación de designar Lugares de Interés Comunitario (LIC) para favorecer su conservación.

Los científicos han analizado la efectividad de las zonas LIC de la Región de Murcia en la protección de 6 especies de murciélagos cavernícolas. Para ello, han comparado la eficacia de los LIC a dos niveles: en la protección de los refugios de estas especies y en la protección de sus hábitats óptimos estimados mediante modelos de nicho ecológico (ambiente que ocupan o función que desempeña estas especies dentro de la Región).

Estos modelos son especialmente interesantes para estudiar especies de las que no es difícil conocer su distribución real, como en el caso de los murciélagos. Para ello, los investigadores combinaron datos de presencia de la especie (tanto en sus refugios como hábitats) con variables ambientales conocidas para elaborar mapas de distribución potencial.

Asimismo, el estudio destaca la importancia de otros tipos de refugios como las minas y las casas de campo como lugares potencialmente importantes para estas especies. Además, los resultados muestran que para una correcta protección de las especies es necesario la conservación de las áreas anexas a los espacios protegidos, así como la disponibilidad de corredores ecológicos entre diferentes áreas que permitan a las especies mantener sus movimientos y los flujos genéticos entre poblaciones.

Red Natura 2000

Como resultado de miles de millones de años de evolución según procesos naturales y de la influencia creciente de las actividades del ser humano existe una amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra. Cuando hablamos de biodiversidad o diversidad biológica nos referirnos a la variabilidad de estos organismos y a los rasgos que los caracterizan y los hacen ser como son.

Con la finalidad de asegurar la supervivencia, a largo plazo, de las especies y los hábitats más amenazados de Europa y de contribuir a detener la pérdida de biodiversidad ocasionada por el impacto adverso de las actividades humanas, surgió la red ecológica “Natura 2000” que, impulsada por la Directiva Hábitats en el año 1992, supone la red de espacios naturales más grande del mundo y, actualmente, es el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea.

Sin embargo, la efectividad de esta iniciativa ha sido cuestionada, especialmente en las regiones mediterráneas. Los estudios sobre la efectividad de la “Red Natura 2000” son especialmente importantes ya que ayudan a una mejor planificación de las áreas protegidas y aportan valiosa información sobre carencias detectadas.

FUENTE: www.ecoticias.com