Valencia. Entidades ecologistas denuncian la 'degradación continua' del Júcar y de la Albu
06/11/2012

Xúquer Viu, SEO/BirdLife, Acció Ecologista-Agró, Ecologistes en Acció y WWF-Valencia han denunciado las "graves consecuencias" de los "incumplimientos acumulados" de la Directiva Marco del Agua en la Demarcación del Júcar y de las condiciones del trasvase Júcar- Vinalopó que están permitiendo "una degradación continua del río, de los acuíferos y del Parque Natural de la Albufera".

Las organizaciones ecologistas, en un comunicado, han realizado estas críticas ante la visita del comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, a la Albufera, prevista para este martes. Al acto también asistirán el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, entre otros.

Las entidades han explicado que el 4 de octubre de 2012, el Tribunal de Justicia Europeo condenó en España por incumplir en un gran número de demarcaciones hidrográficas españolas los plazos establecidos por la Directiva Marco del Agua referidos a los nuevos planes hidrológicos --que debían de estar aprobados en diciembre de 2009-- y a su consulta pública.
De todas las demarcaciones españolas peninsulares, "probablemente la que afecta al Júcar y la Albufera es la que se encuentra en una peor situación", han lamentado. Asimismo, han indicado que, actualmente, el proceso de planificación de la demarcación del Júcar se encuentra paralizado hasta que la delimitación territorial produzca.

PLAN HIDROLÓGICO DE 1998
En ausencia de nuevo plan hidrológico elaborado de acuerdo con los objetivos y principios de la Demarcación Marco del Agua, se continúa aplicando el Plan Hidrológico de Cuenca del Júcar aprobado en 1998, "que no contempla los objetivos ambientales de la Directiva ni obedece a sus principios rectores", han criticado las organizaciones sindicatos, que han denunciado "una degradación continua del río, de los acuíferos y de la Albufera".

En esta línea, han asegurado que el Plan Hidrológico de 1998 "permite legalmente que los últimos 60 kilómetros del Júcar se puedan secar, puesto que no establece en caudal ecológico mínimo, ni establece medidas de recuperación de hábitats en este tramo, aunque es un lugar protegido de acuerdo con la Directiva Hábitats".

Además, han añadido, "tampoco prevé la reducción necesaria de las extracciones de aguas subterráneas que han sobreexplotado el acuífero de la Mancha Oriental y que han menguado significativamente los caudales del Júcar en su cuenca media y baja".

Por otra parte, han explicado que el Plan Hidrológico de 1998 no incluye ninguna actuación de gestión sostenible del agua a largo plazo para garantizar la protección de los valores ecológicos de la Albufera y "tan sólo calcula en 100 hectómetros cúbicos por año las necesidades hídricas del Parque Natural de la Albufera y asume que ese volumen está garantizado por los regresos de los regadíos históricos del Júcar".

Xúquer Viu, SEO/BirdLife, Acció Ecologista-Agró, Ecologistes en Acció y WWF-Valencia consideran que este volumen estimado es "absolutamente insuficiente para garantizar el buen estado ecológico de la Albufera". Además, creen que es "más que dudoso que lleguen a la Albufera los mencionados 100 hectómetros cúbicos, puesto que la modernizaciones de regadíos en la Ribera ha menguado significativamente los regresos de riego".
Los colectivos ecologistas también se han referido al "pudrimiento de la paja del arroz que contamina las aguas del parque y genera mortalidad de peces".

TRASVASE JÚCAR-VINALOPÓ
Asimismo, han señalado que la Comisión Europea ha aportado 120 millones de euros para financiar las obras del trasvase Júcar-Vinalopó, condicionados al cumplimiento de un conjunto de requisitos, entre los que destacan la aplicación de la Directiva Marco del Agua, la fijación de caudales ecológicos en el Júcar, la garantía de las aportaciones necesarias por la Albufera y el estuario del Júcar y el establecimiento de unas normas de explotación que garanticen los derechos de la cuenca cedente.

"Teniendo en cuenta el ordenamiento jurídico español, el cumplimiento de todas estas condiciones requiere la aprobación de un nuevo plan hidrológico de cuenca, elaborado de acuerdo con la Directiva Marco del Agua, que incluya la regulación de estas materias", han concluido.

FUENTE: www.ecoticias.com