Un informe de la ONU describe cómo lograr en 2020 la reducción de emisiones
23/11/2011
 

Así, advierte de que reducir las emisiones antes de 2020 a niveles que permitan evitar que en el siglo XXI la temperatura global suba más de dos grados centígrados es "tecnológica y económicamente factible". A su vez, llega a la conclusión de que las autoridades reguladoras podrían estrechar o cerrar la brecha de las emisiones en 2020.
En este sentido, estima que serian necesarios acuerdos entre los países a la hora de ejecutar sus promesas de reducción de emisiones, con normas más estrictas para cumplir tales compromisos; además de focalizar sus sistemas energéticos, usando más combustibles no fósiles y fuentes de energía renovables, además de implementar mejoras en el aprovechamiento de la energía.

Cree preciso también la "sólida instauración" de políticas específicas para los diversos sectores de la economía, con el fin de alcanzar todo el potencial de reducción de las emisiones. Estas medidas se centrarían desde una mayor penetración del transporte público hasta la utilización de vehículos con un consumo menor, u otras en áreas como la agricultura y la gestión de los desechos.

EMISIONES ESPECIALES
El informe hace igualmente referencia a la aviación y al transporte marítimo, como casos especiales pero significativos, ya que actualmente estas "emisiones internacionales" no se contemplan en el Protocolo de Kioto. Juntos, apunta que son responsables de alrededor del cinco por ciento de las emisiones de C02, y en 2020 podrían representar hasta 2,5 gigatoneladas (Gt) de dióxido de carbono equivalente (CO2e) por año.

"Para reducir las emisiones de ambos sectores, entre otras opciones, se puede mejorar la eficiencia en el uso de los combustibles y utilizar combustibles con bajos índices de emisión de carbono. En el caso del sector del transporte marítimo, otra opción prometedora y sencilla es reducir las velocidades de los barcos", dice el informe, en el cual han participado 55 científicos y expertos de 28 grupos científicos de 15 países.

El trabajo, denominado 'Bridging the Emissions Gap', fue publicado unos días antes de las negociaciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Clima en Sudáfrica y siete meses antes de la celebración de la cumbre Río +20 en Brasil, proporciona, según la ONU, los "más claros indicadores" de que el mundo ya dispone de las soluciones para evitar un "destructivo" cambio climático y ofrece a las autoridades reguladoras "ideas claras" para reducir antes de 2020 la disparidad en las emisiones.

ESCENARIOS PESIMISTAS
A partir de un modelo mejorado basado en la evaluación del año pasado, la ONU estima que, en los escenarios "más optimistas", dichas emisiones serían de seis gigatoneladas de CO2e, en lugar de cinco.

En el informe también se describen escenarios mucho "más pesimistas", que se producirían si no se cumplen "a rajatabla" los compromisos y las promesas de los países desarrollados, que incluyen niveles de financiación de cien mil millones de dólares anuales para 2020 y las intenciones de los países en desarrollo. En tal caso, en 2020 la brecha sería de 11 Gt de CO2e. En las condiciones habituales, podría ser incluso de 12 Gt de CO2e.

"El informe anual del PNUMA sobre la disparidad en las emisiones de los países desarrollados y los países en desarrollo es una contribución fundamental al esfuerzo mundial por abordar el peligroso cambio climático. Demuestra que queda mucho por hacer, tanto en términos de ambición como en políticas, pero también señala que la brecha todavía puede cerrarse si actuamos ahora. Se trata de un mensaje de esperanza y un importante llamamiento a la acción", ha declarado el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

'Bridging the Emissions Gap' es el segundo informe de la serie del PNUMA sobre este tema. El primero fue el 'Informe sobre la disparidad en las emisiones', que se convirtió en una referencia en las negociaciones internacionales sobre el clima que tuvieron lugar el año pasado en Cancún (México).

FUENTE: www.ecoticias.com