La gestión de los residuos electrónicos requiere medidas urgentes

23/09/2011
 
Los medios de comunicación se han hecho eco a lo largo de las últimas horas del informe que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha hecho público, y que recoge los resultados de una investigación realizada mediante localizadores GPS colocados en residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) procedentes de distintos puntos de recogida. Los resultados de la investigación apuntan que un elevado porcentaje de los residuos marcados no eran canalizados de forma adecuada para proceder a su correcto tratamiento.

Queremos expresar nuestro apoyo a iniciativas que buscan denunciar las irregularidades en la gestión de los RAEE y proteger los derechos de los consumidores. Fundación ECOTIC, como Sistema Integrado de Gestión (SIG), es una entidad autorizada para organizar la recogida y el transporte de estos residuos hacia los centros donde puedan descontaminarse y recibir un adecuado tratamiento. Como bien apunta la OCU, las empresas productoras traspasan a los SIG la responsabilidad sobre el reciclaje de los residuos, financiando dicha gestión en función de las cantidades de aparatos puestas por ellos en el mercado. Los costes repercutidos por la Fundación a los productores son los realmente soportados en la gestión de los residuos, de modo que no tenemos afán de lucro en el desempeño de nuestra actividad.

Desde nuestra posición como SIG queremos informar a la sociedad de que nuestra capacidad para controlar el correcto flujo del reciclaje es limitada. Nosotros somos responsables de realizar las recogidas en puntos limpios, empresas y centros de la distribución que así nos lo solicitan, y asegurar que reciban el tratamiento adecuado canalizándolos hacia plantas autorizadas para su gestión.

Por otra parte, en Fundación ECOTIC exigimos a nuestros proveedores auditorías periódicas, con las que controlamos los procesos utilizados y las cantidades gestionadas, y establecemos sistemas orientados a optimizar la trazabilidad de los residuos. Pero somos conscientes de la existencia de flujos paralelos que escapan a nuestro control, y que hemos venido denunciando en repetidas ocasiones desde hace más de un año. Si a los productores se les exige la gestión y financiación de los residuos, la legislación debe garantizarles el acceso a los mismos sin tener que pagar peajes, de modo que puedan cumplir con sus obligaciones legales.

El gran problema presente y futuro que afronta el reciclaje de los RAEE son las fugas de los canales establecidos a tal efecto. La intrusión de empresas gestoras sin autorización, que adquieren los electrodomésticos obsoletos de forma irregular para recuperar materiales que pueden alcanzar cierto valor económico en mercados secundarios, como pueden ser el cobre u otros metales, tiene como resultado que los RAEE escapen a los canales establecidos y sean tratados de forma inadecuada, con los consiguientes riesgos para el medio ambiente y la salud de las personas.

Por ello desde Fundación ECOTIC, como agentes clave del proceso, reclamamos un papel más activo en el diseño e implementación de sistemas más eficientes, como puede ser en la definición de los Planes Renove impulsados por las distintas Comunidades Autónomas. Elevamos a las autoridades competentes nuestra petición para mejorar los sistemas de información y control del flujo de los residuos, y tendemos la mano al diálogo con todos los actores implicados en el reciclaje de los RAEE en la definición de dichos sistemas.

Desgraciadamente, en los últimos meses en ya demasiadas ocasiones hemos tenido que asistir a episodios como el acontecido en Madrid respecto al reciclaje ilegal de frigoríficos o, como en la ocasión que nos ocupa, la gestión ilegal de otros electrodomésticos que denuncia el informe de la OCU. Hemos establecido contacto con dicha entidad para poder disponer de más datos sobre lo acontecido, analizarlos y tomar las medidas oportunas para corregir los aspectos que sean necesarios, a fin de colaborar en todo lo que esté en nuestra mano para que no se vuelvan a producir episodios como el que nos ocupa.

Porque este tipo de sucesos no hacen más que comprometer la sostenibilidad de nuestra economía y nuestro medio ambiente, algo que es patrimonio de todos y cada uno de nosotros.

FUENTE: www.ecoticias.com