LA CRISIS DE DEUDA DE LOS ESTADOS PODRIA SER EL "NUEVO COLAPSO" FINANCIERO PARA LOS EE.UU
29/09/2010
En este tiempo de sequía de crédito y dificultades financieras, hacer frente a los pagos se ha convertido en una tarea difícil para algunos gobiernos regionales estadounidenses. Los problemas que atraviesan muchos de ellos les podría convertir, según la prestigiosa analista Meredith Whitney, en la nueva víctima de la crisis de deuda.

Meredith Whitney (analista)

En su opinión, sobre muchos estados de EEUU se cierne una amenaza inminente que podría derivar en una situación comparable al colapso que sufrió el sistema financiero.

"Las similitudes entre los estados y los bancos son extremas, en el sentido de que han gastado de forma desmesurada y se han endeudado de forma desmesurada", afirmó. "La deuda de los ayuntamientos se ha duplicado desde el año 2000 y el gasto ha crecido mucho más rápido que los ingresos", añadió.

Deudas desmesuradas
Recientemente, el diario The Wall Street Journal recogía que muchas ciudades se están lanzando a privatizar servicios públicos ante la urgente necesidad de obtener fondos.

El informe elaborado por la firma de análisis que dirige, Meredith Whitney Advisory Group, advierte de los déficit y las deudas, aunque indica que existen algunas regiones, como Texas, Virginia o Nebraska, que han hecho "un buen trabajo" a la hora de controlar sus balances y se encuentran ante un riesgo menor.

Sin embargo, situaciones como las de California o Michigan son casi insostenibles y su quiebra podría hacer tambalear los cimientos del país entero si el gobierno tuviera que intervenir.

Normalmente, los estados tienen que hacerse responsables de la salud de sus arcas y, en caso de ser necesario, deben equilibrarlas. Sin embargo, en estos casos el nivel de endeudamiento es tal que les resultaría imposible sanear sus cuentas por sí mismos, por lo que necesitarían ayuda estatal.

Un riesgo palpable
"Hay que estar atentos a los estados y al riesgo que representan, porque una crisis de los estados podría resultar, como poco, en algo parecido al rescate de casi tres billones de dólares (destinado al sistema financiero)", afirmó Whitney. "Esto tiene consecuencias sobre el dólar y sobre prácticamente todo. Ciertamente tiene consecuencias sobre la recuperación de EEUU", añadió.

La experta hizo hincapié en las dificultades que se encontraron a la hora de recabar datos fiables acerca del estado de las cuentas de estas regiones para realizar el informe.

"No pudimos encontrar nada que nos diera una historia clara. No puedimos encontrar ni una sóla información que fuera transparente. Así que lo hicimos por nosotros mismos, exlpicó. "Me recordó tanto a los bancos en la era precrisis que simplemente seguimos trabajando sobre ello?, señaló.

 
FUENTE: www.eleconomista.es