La UE prohíbe el comercio de madera ilegal

La Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo han alcanzado finalmente un acuerdo político sobre la nueva ley para detener el comercio de madera de origen ilegal.

La ley deberá ser aprobada por el Parlamento en julio de este año y por los Gobiernos de la UE en otoño. Asimismo, se espera que entre en vigor en 2012.

Según Anke Schulmeister, Responsable de Política Forestal Europea de WWF: “Este acuerdo allana el camino para la nueva ley europea que prohibirá la entrada de madera de origen ilegal en los mercados de la UE, que además era necesario desde hace tiempo. Después de años de difíciles debates, WWF aplaude la prohibición de madera de origen ilegal y la aplicación de sistemas de diligencia debida para las industrias de madera de la UE. Esto debería facilitar el campo de juego para las compañías que quieren adquirir madera de fuentes legales y contribuir así a salvar los valiosos bosques tropicales”.

Sin embargo, añade: “La exclusión de productos impresos, como libros o periódicos de esta legislación y sobre todo la falta de un sistema unificado de sanciones en la UE, amenaza con reducir la efectividad de la prohibición. Esperamos que los Estados Miembros impongan multas estrictas para quienes no respeten la ley”.

WWF promueve el uso de la madera como material ecológico

Esta medida se suma a los avances producidos en España en el marco de la iniciativa de WWF "Ciudades por los Bosques", con la reciente incorporación de Madrid a la lista de Ayuntamientos españoles comprometidos con la compra pública responsable. Junto a esta, ya hay otras ocho entidades que aplican en nuestro país un programa semejante para controlar el origen de los productos forestales que consumen. De igual forma, cabe destacar que la Asociación Española de Importadores de Madera (AEIM) también alcanzó un acuerdo con WWF para promover la certificación FSC en los países tropicales.

En opinión de Félix Romero, Responsable de Bosques de WWF España, “esta decisión contribuirá a ensalzar el uso de la madera como material ecológico y elemento clave de un nuevo modelo económico que respete los bosques, su biodiversidad y sus valores sociales.”

Para WWF, la obligatoriedad de cumplir con la legalidad de las cortas es crucial. De hecho, es el primer paso que los mercados y los consumidores han de dar para garantizar la sostenibilidad en el uso de nuestros bosques. Por ello, la organización insiste en la importancia de la certificación forestal FSC (Consejo de Administración Forestal) como aval de legalidad y del uso social y ambientalmente responsable de los bosques.

Fuente: Redacción ambientum.com