La presidenta del Foro Nuclear defiende la nuclear como la energía
"del futuro" y "la gran renovable"

María Teresa Domínguez pide un 30 por ciento de energía atómica en España para lo que considera necesario construir tres nuevas plantas
SANTANDER, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Foro Nuclear, María Teresa Domínguez, ha defendido la nuclear como la energía "del futuro" y la "gran renovable", al tiempo que lamenta que mientras en otros países hay una tendencia al renacimiento de esta energía, España esté siendo "el único país" con este tipo de energía en que se esté "cuestionando" la renovación de las licencias a las ya existentes.

Durante su intervención en una mesa redonda dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, Domínguez ha reivindicado un 30 por ciento de energía en el 'mix' energético español, para lo que sería preciso construir tres nuevas plantas atómicas.

La energía nuclear es la "gran" renovable" por su aprovechamiento de la potencia y de los recursos naturales, ha señalado, remarcando que este tipo de energía "va a jugar un papel importante" en los países que apuesten por las energías limpias.

De hecho, el "renacimiento energético nuclear" se encuentra "justamente" en estos países, según apunta Domínguez, que remarca que esta energía da seguridad en el suministro y protege el medio ambiente.

Uno de los motivos es por su capacidad de respuesta ante situaciones como que las tecnologías de captación de C02 no se consolidaran o que no se pudiera lograr la conexión de las renovables.

Pese a estas posibilidades, Domínguez lamenta que España sea el país con energía nuclear que más oposición muestra hacia ella, algo que achacó al "desconocimiento", si bien precisa que el porcentaje de ciudadanos a favor va creciendo, del 16 al 42%, mientras que lo que permanece estable es una bolsa de indecisos.

La presidenta del Foro Nuclear ha explicado que para la puesta en marcha de nuevas centrales se requieren entre siete y diez años de preparación, para el estudio del riesgo de inversión inicial.

Además, ha criticado que en España la regulación energética se ha hecho "a golpes", en distintas fases en las que se ha ido apostando por una energía diferente, como sucede ahora con las renovables, en una tendencia que, advierte, "no es buena para nadie" y que puede tener efectos sobre las cuentas de resultados de las empresas.

FUENTE: EuropaPress