Ecoembes detecta 150 empresas al año que no pagan por el reciclado

Ecoembes realiza cada año controles que permiten integrar en el sistema a unas 150 empresas que habían tratado de eludir sus obligaciones de pago por el reciclado. El fraude en el reciclaje ascendió en 2009 a cuatro millones, el doble de la media desde 1998.

Noemi Navas - Madrid - 01/07/2010

Las empresas que ponen envases en el mercado tienen la obligación de pagar una tasa por su recuperación y reciclaje. La entidad sin ánimo de lucro Ecoembes gestiona que esos fondos se dediquen a estas labores y controla que todas las compañías estén en la misma situación, es decir, que todas paguen lo que tienen que pagar.

Para ello, desde 1998, realiza una serie de controles y auditorías que permiten detectar si las declaraciones de envases de las empresas son correctas y si todas las firmas están integradas en el sistema. Estos procesos permitieron en 2009 recuperar cuatro millones de euros que se habían defraudado. Unos tres millones provinieron de declaraciones incorrectas de envases puestos en el mercado que fueron auditadas y revisadas. Otro millón de las 115 empresas infractoras que o utilizaban el Punto Verde, como se conoce la tasa, sin estar adheridas al sistema, o no llevaban Punto Verde aunque tenían obligación. Más de 1.700 empresas se han adherido al sistema de Ecoembes gracias a las acciones de detección del fraude, lo que supone el 13,9% del total de empresas adheridas, unas 12.175 compañías.

Estos cuatro millones recaudados para el sistema son prácticamente el doble de lo que se recoge "en condiciones normales", estima Melchor Ordóñez, director general de Ecoembes. Aunque el directivo no apunta directamente a la crisis como causa del mayor fraude "porque, durante 2009 y lo que llevamos de 2010, hemos puesto en marcha mecanismos más sofisticados y hemos reforzado las auditorías y revisiones", no deja de lado que "en una situación económica como la actual, hay empresas que tratan de eludir pagos de todo tipo porque pasan por malas situaciones".

Estos cuatro millones suponen el 1% de los ingresos de Ecoembes, que ha cerrado 2009 con una facturación de alrededor de 405 millones de euros. Ordóñez estima que en 2010 facturarán unos 420 millones de euros.

Respecto de las declaraciones de envases, las empresas que producen el 93% de las toneladas de envases gestionados están obligadas por ley a auditar sus cuentas anuales, según cuenta el directivo. Ecoembes verifica los parámetros entregados respecto de los envases con análisis internos. Con las firmas no obligadas a entregar este informe, la sociedad contrata todos los años revisiones, aproximadamente 500 al año, según sus datos, mediante visitas in situ. Las empresas no adheridas se detectan a partir de controles aleatorios de puntos de venta. "Se investigan 300 establecimientos, de todo tipo, desde hipermercados, supermercados, ferreterías, pequeños comercios y hasta, tiendas de todo a cien", cuenta.

Necesitan sanciones más altas de las autonomías
Melchor Ordóñez explica que si la compañía descubierta en fraude por estar fuera del sistema no se aviene a integrarse y a pagar su deuda "se le denuncia a la comunidad autónoma", que es las que tienen la competencia sancionadora. Estas reclamaciones se renuevan cada seis meses, añadiendo los nuevos casos. A cierre de 2009, Ecoembes había denunciado ante las administraciones autonómicas a un total de 1.351 empresas.

El director general se queja, sin embargo, que las sanciones ascienden como máximo a los 600.000 euros. "Tenemos empresas con obligaciones de pago de 100 euros y de millones de euros. Hay algunas a las que les sale más rentable no pagar la multa", denuncia, y pide, por ello, sanciones más elevadas para los que no cumplen con la normativa.


FUENTE: www.cincodias.com