OSO POLAR, El fin del gigante blanco

Ha resisitido 150.000 años de evolución y sobrevivido al durísimo clima ártico. Ahora el calentamiento global está a punto de acabar con él. Su destino es ahogarse en el mar deshelado. Por eso acaba de tener el triste honor de entrar en la lista de especies en peligro de extinción.


Nadaba en un mar oscuro que se perdía en el horizonte. Sus enormes zarpas armadas de una membrana entre los dedos impulsaban el cuerpo manteniéndolo a flote. En el horizonte no veía un solo destello blanco que le indicara el hielo salvador, y el miedo empezaba a atenazarlo. Después de semanas sin comer, sus esperanzas llegaban al final. Por fuerte que fuera, incluso un oso polar acaba por agotarse.


+INFO

FUENTE: XLsemanal